domingo, 7 de febrero de 2016

Long John Baldry, un pionero del blues rock británico...


Del que no se acuerda nadie...o casi nadie. Y sin embargo le debemos artistas que consideramos fundamentales
Con McCartney
De la quinta, más o menos de Beatles, Animals o Stones, mamó el blues desde pequeño y a los diecisiete años ya estaba tocando la armónica en cafés del Soho londinense donde conoció a otros pioneros fundamentales, Alexis Korner y Cyril Davies. Con el segundo fundó el primer grupo de blues con guitarras eléctricas, Blues incorporated, en el que sus miembros aparte de ellos dos cambiaban constantemente. Por ejemplo siendo la banda residente en el Ealing Jazz club tocaban con un compañero de clase de Baldry llamado Charlie Watts y un tal Mick Jagger hacía un  par de canciones. Entre su público estaban Bill Wyman y Keith Richards y Brian Jones se pasaba para pedirle discos de blues a Baldry, que nunca devolvía...así que nada menos que los Stones le deben su existencia en parte al amigo Long  John. Después montaría un nuevo grupo, the R&B all stars que haría aumentar su número de fans, entre los que se contaban John Mayall, Ian McLagan, Mick Fleetwood o los mismos Beatles a los que conocía de los días de Hamburgo y a los que llevaba discos de blues cuando giraba por Liverpool. Muerto Davies montó un tercer grupo the Hoochie Coochie man en el que la segunda voz la aportaba un cantante novato y recién llegado a Londres: Rod Stewart. El amigo Rod estaría en su siguiente proyecto, Steampacket al que se sumarían Brian Auger y Julie Driscoll.
Steampacket: Rod the Mod, Baldry,
 Julie Driscoll y Brian Auger
 Aunque después de un tiempo, por temas de contratos y demás resultó que este grupo no iría a ningún lado por lo que tuvo que montar un nuevo grupo para cubrirle las espaldas. El pianista de esta nueva banda, Bluesology, sería un debutante que iba a dar que hablar: Elton John
Bluesology: Elton John y su peluca
 (todavía propia) en segunda fila


De hecho un par de años después Baldry fue el que le desaconsejó casarse con una mujer, asumir que era gay (él mismo lo era) y tirar "pa" alante sin complejos, cambiando según confiesa el propio Elton John el curso de su vida. No está mal. 

En los últimos sesenta se convirtió en una especie de crooner, cantando hasta el tema de la BBC para la Olimpiada de México y por eso su estrella comenzó a declinar. Eso no impidió que en los setenta ayudara a instalarse en América a Savoy Brown y Fleetwood Mac. Luego se instalaría en Canadá, donde se convertiría en una luminaria del blues, ganando premios Juno y cosechando buenas críticas. Pero su cuerpo empezó a resentirse de todo lo que había fumado y bebido, el tipo tenía un carácter explosivo y acabó teniendo un montón de problemas: osteoporosis, úlceras... cuyo tratamiento costearía agradecido Rod Stewart que ya sabemos que es un tipo bastante cicatero....finalmente falleció en el 2005 y su nombre como he dicho ha quedado en el olvido. Algo que visto a quién ayudó a poner en el mapa no es algo muy justo. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario