viernes, 18 de marzo de 2016

25 años de Wicked game (el recopilatorio detrás de la canción)






Un aniversario curioso de un disco curioso. No se suele destacar (con razón) recopilatorios y menos cuando cumplen años, pero con éste de Chris Isaak de 1991 quizás merezca la pen hacer una excepción 


 Sobre todo porque gracias a la canción que le da título y  que supuso que saliera el disco al mercado permitió al americano convertirse en un tipo verdaderamente popular, más que nunca, en un momento en el que podía decirse que iría contracorriente (un tipo con aires de rockero clásico y crooner) en el año alternativo por antonomasia. Y que además es un tema destacado, el propio Isaak opina que es u reflejo de lo que le gusta hacer: buenas baladas, con un punto de oscuridad pero con melodía y algo bueno en ella. Exactamente lo que es wicked game. 



Que curiosamente había disfrutado de una segunda vida como single después de pasar, relativamente desapercibida dentro de su disco heart shaped world.. David Lynch la colocó en su película de wild at heart o corazón salvaje (sí, Nicolas Cage luciendo chupa de piel de lagarto) además de lanzarse a dirigir un videoclip tórrido a la par que elegante (realmente es de diez) con la modelo Helena Christensen que conectaba con la película. Por cierto con lava flotante debajo de los pies de Chris y el vapor que es lo que se ve de fondo...volcanes, Hawaii y Helena Christensen, palabras mayores.

Como diría Chiquito: "fuegorrr"

 Por cierto que Chris Isaak fue el caballero que todos suponemos con la modelo, cambiándole la habitación del hotel, porque la suya era bastante mejor que la de la danesa Aunque luego la novia del americano llamó, contestó Helena Christensen y se lió una buena. En el fondo Isaak también es un poco "guarromántico" 

Se le debió quedar una cara así después de la bronca
En fin, fueron los dos trabajos de Lynch hicieron el "milagro" de convertir a Chris Isaak casi de golpe y porrazo en un artista conocido en medio mundo y Warner, la misma compañía que no había visto potencial en la canción para sacarla como single menos de dos años antes se sacó este recopilatorio de la manga para saciar la "sed de Isaak" 

Picaron aquí y allá en la discografía, todavía corta, de Chris Isaak y el resultado fue bueno, un disco homogéneo en el que nos encontramos you owe me some kind of love, blue hotel, dancin, algún tema que luego se ha olvidado un tanto como funeral in the rain y Wicked Game abriendo y cerrando el disco, la última una versión instrumental que además funcionó muy bien, sigue siendo su disco más vendido. Nunca se sabe qué puede pasar con una canción, este es el mejor ejemplo. En parte le debemos que Chris pudiera seguir grabando y que  un par de años después nos dejara forever blue. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario