sábado, 9 de abril de 2016

Cuarenta años del Jailbreak de Thin Lizzy



Aniversario redondo para el disco, probablemente, más redondo de la banda irlandesa.

Curiosamente ese año y con ese disco Thin Lizzy se la jugaban a todo o nada: sus discos anteriores con la nueva formación de dos guitarristas no habían funcionado en términos comerciales y la compañía les había dado un ultimátum. De no haber salido bien la jugada, probablemente la historia de Lynott con la banda habría terminado allí. Qué curioso que fuera la misma situación y el mismo año en que Rush, como comenté hace poco, grabó otro disco mítico como el 2112. 

la estética cómic dibujada por Jim Fitzpatrick
 es otro plus, sobre todo en vinilo
Pero volviendo a Lizzy, afortunadamente la apuesta salió bien, cara en lugar de cruz. Phil Lynott asumió todo el control, más que nunca, sobre el grupo, destapó el tarro de las esencias y nos regaló un disco en el que él destaca por encima de todo, aunque también por primera vez esas míticas guitarras dobladas suenan realmente a gloria. Jailbreak es un disco en el que podemos disfrutar de toda la gama de registros a la hora de componer del irlandés, como un mini resumen de todo el talento que atesoraba. El tipo duro con corazoncito, el solitario, el influido por las leyendas celtas y por el estilo de Van Morrison y el rockero,ahí está esa jailbreak abriendo fuego, seguido nada menos que por angel from the coast, un tema menos conocido de la banda pero en el que el juego de guitarras es excepcional, Romeo and the lonely girl, en el que se conjuga esa sensibilidad tan Lynott con el sonido guitarrero, la contundente warriors, the boys are back in town, tema que no necesita ninguna presentación, Cowboy song,que es simplemente imprescindible, quizás nunca se mostró tan a corazón abierto Phil Lynott y finalmente la mezcla efectiva entre folklore y hard rock que es Emerald para cerrar como broche de oro




Probablemente sí es el mejor disco de la banda, aparte del más conocido. Espero que de haber una reedición por la fecha redonda, esté a la altura del original. Mientras tanto, sigamos disfrutando de otro disco mítico: break out!





1 comentario:

  1. Precisamente lo volví a escuchar la semana pasada. Junto con el Vagabonds of the Western World mi preferido de los Lizzy. Saludos.

    ResponderEliminar