viernes, 8 de abril de 2016

Keith Forsey, ponga un tema en la película


Un caso curioso el de este inglés, alguien a quien no conoce nadie por su nombre pero del que conocemos perfectamente más de una canción que ha firmado, enseguida lo vais a comprobar. 


on the drums
Nacido en 1948, sus primeros pasos en la música los da en los sesenta como batería, aunque sus primeros trabajos estables llegarían a principios de la siguiente década, cuando se sentó a las baquetas para grupos de Krautrock, como Amön Duul II (si la versión I ya es "durilla" como debe ser la secuela ¿no?) Pero un par de años después, en el primer cambio de rumbo que pegó, se pasó a la música Disco, convirtiéndose en el batería (sí, en la música disco había bateristas) preferido de Giorgio Moroder y de Donna Summer. Y empieza a dar muestras de su talento componiendo porque en su famoso bad girls, Keith Forsey firma esta canción: 


Poca broma...pero Forsey no se queda ahí con el nuevo cambio de década. Influido por Moroder, decide experimentar con la electrónica y el sonido de clubs y mezclarlo con el rock, para lo cual se alía con un compatriota al que conoce de Generation X y que acaba de instalarse en Estados Unidos: un tal Billy Idol. Su debut en solitario y rebel yell llevan su producción y hasta firma algún tema con él, ocupando el lugar de Steve Stevens: 



Y en un par de años, del 83 al 85 ya entra en modo "on fire" componiendo. Firma junto a Irene Cara:


Canción por la que incluso se lleva el Óscar
"What an oscaaaar, I hear music now"
, compone en parte las bandas sonoras de los Cazafantasmas y superdetective en Hollywood (firma junto a Halton Faltenmeyer the heat is on) y firma un nuevo tema para la banda sonora del club de los cinco, que tras pasar por the Fixx, Bryan Ferry y su "colega" Idol acaba siendo grabada por unos semidesconocidos (entonces) escoceses: Simple Minds, por presiones de su compañía, deprisa y corriendo,seguros de que podrán olvidarse rápidamente del tema...ya podéis intuir que no fue así. Efectivamente, Keith Forsey también es el compositor de don´t you forget about me. 


Que como véis hasta parodias tiene. En fin, que en apenas dos o tres años el amigo Forsey se ha compuesto casi la mitad de temas míticos de pelis ochenteras. Y aún le sobraría tiempo para descubrir al gran público a otras bandas "post punk" (supongo que me vale esa etiqueta) como Psychedelic Furs o Echo and the Bunnymen. 


Menuda hoja de servicios, sí, aunque con la llegada de los noventa el huracán alternativo se lo llevó por delante y prácticamente no se ha vuelto a saber de él. Aunque como ya he dicho no es un nombre conocido, en algunos círculos de muy entendidos (puretas) es un nombre "odiado" por comercial y por haber llevado a ese terreno a bandas underground hasta que lo conocieron, con  Simple Minds a la cabeza y que, siempre según estos entendidos (puretas) sus carreras luego no hayan sido tan interesantes después de haber probado las mieles del éxito. Opiniones para todos los gustos tiene qué haber, claro. Yo como pre "abuelo cebolleta" echo de menos que hoy una canción se pegue a una película tanto como lo han hecho esos clásicos que firma Keith Forsey. 








No hay comentarios:

Publicar un comentario