sábado, 21 de mayo de 2016

Las otras canciones complejas de Queen en los setenta: más allá de Bohemian Rhapsody


Queen in the seventies: hasta el infinito y más allá


Ya sabemos que Queen en los setenta (también más allá) era capaz de todo, tocando en sus discos de estudio una variedad increíble de palos, saliendo bien parados además, hasta Hot Space no se dieron una "mini castaña" y uno de esos palos son los temas complejos, "barrocos" si queremos llamarlos así, de los que por supuesto Bohemian Rhapsody es su mejor representante. Pero no el único. 


Roy Thomas Baker, el productor de esos primeros discos setenteros de la banda, es el que ha dado en el clavo con la definición de qué querían y qué consiguieron los Queen en esos años con esas canciones más elaboradas: romper moldes, experimentar con las armonías, ya fueran vocales o de guitarra y estar en vanguardia del sonido, independientemente del dinero y lo consiguieron, antes "durante" y después de la rapsodia bohemia. Aunque con el éxito de ésta, que el día menos pensado se convierte en himno de Inglaterra estas canciones hayan pasado desapercibidas o somos pocos los que las reivindicamos: 




No solamente eran capaces de meterse en el dominio de la épica y salir airosos del trance sino que ya en su segundo disco experimentaban con los delays, las cintas al revés y las capas de guitarras...

Y lo coronaban con un tema como éste, que lo tiene todo: intro arriesgada, pianos experimentales, coros que apabullan, duelo de voces  Mercury/Taylor...en realidad todo este Queen II tiene una complejidad que lo hace muy grande, podemos llamarlo perfectamente disco de culto. 


Hay pocos guitarristas que puedan decir que tienen un sonido propio, inventado por ellos y Brian May es uno de ellos, red special de por medio. En Brighton rock lo demostró más que nunca, con una larga parte instrumental que no aburre precisamente, dejando tiempo para efectos de sonido en la intro y una pequeña exhibición de Freddie en falsete


Y en el mismo a night at the Opera llevaron aún más allá que en Bohemian Rhapsody la experimentación con las voces


Y ya en a day at the races, fueron capaces de marcarse un hard rock como éste, elaborado a más no poder...desde luego en esos años rompieron con los moldes. Y no hemos hablado de Bohemian Rhapsody... 


No hay comentarios:

Publicar un comentario