jueves, 14 de julio de 2016

Jim Steinman, otro tipo único.


"Volver" a Meat Loaf ha hecho que vuelva a fijarme en su inseparable Jim Steinman y el personaje me parece ahora aún más sorprendente. Incluso más que cacho carne:el compositor no solo es alguien tan inclasificable como él si no que lo ha sido durante mucho más tiempo que su partenaire, dejando momentazos a lo largo de cuatro décadas. Momentazos para lo bueno y para lo malo. Con todos ustedes, el Steinman 
Chupa de cuero que ya quisiera Halford, oiga


A finales de los sesenta Jim Steinman empezó a componer la música de  adaptaciones teatrales mientras estudiaba en la universidad, en Armshet...y poca broma con esto, que se inició con Bertold Brecht...aunque enseguida ya se marcó su primer proyecto propio, una obra llamada the dream engine, donde ya nos da pistas sobre lo que le gusta crear: un joven llamado Baal que en un futuro lejano se enamora de la chica, que resulta que es la hija de sus dos archienemigos, contra los que Baal se ha rebelado...la obra debía tener su punto, porque al verla un productor, en el intermedio ya quiso fichar para Broadway al joven Steinman, que se puso a la tarea después de graduarse. 

Mientras componía música para representaciones con títeres y montaba nuevos musicales basados en la obra de Richard Wagner (otra de sus influencias, de hecho lo que hace Steinman se conoce como "rock wagneriano", en serio...benditas etiquetas)  empezó a firmar temas para otros artistas y la primera canción que saltó a la palestra fue happy ending para  Yvonne Elliman, que si el nombre no os dice nada, es una cantante de musicales que se haría famosa por un tema disco, If I can´t have you que aparece en la banda sonora de fiebre del sábado noche. 


Todavía le quedaban muchas cosas por pulir a Steinman, pero ya queda claro que puede componer prácticamente para quién quiera, el tipo es un verdadero comodín. Lo vamos a ir viendo a lo largo del post. 

Es en esa época cuando conoce a un cantante tejano de prodigiosa voz y no menos prodigioso volumen corporal, que resulta ser su media naranja musical
Hermanos de sangre...como Arévalo y Bertín Osborne

y en 1977, preparando con él un hipotético musical sobre Peter Pan, los dos se dan cuenta que el material que Steinman ha compuesto y que Meat Loaf canta es más apropiado para un disco, que además era algo que ya tenían en mente...en un año punk, el 77, algo tan recargado parecía que no iba a funcionar y les costó encontrar compañía que lo lanzaran. Por supuesto el disco es bat out of hell y el pelotazo que dieron los dos fue tremendo. Por supuesto aquí tenemos alguna de la mejores composiciones de Steinman y también de las más inclasificables: la propia bat out of hell o esa suite desmadrada que es paradise by the dashboard light, pero la más original quizás sea you took the words right out of my mouth


Tremendo. Aquí descubrimos otra de las excentricidades de Jim Steinman, que no es otra que la costumbre de marcarse una intro recitada, en plan teatro shakespereano, con él de protagonista, claro, al borde del ridículo, pero sin caerse...hasta que entra Meat  Loaf y descubrimos un tema que recuerda horrores al mejor Springsteen. No es casualidad, ya que Springsteen es tan importante como Wagner para Steinman y si se puede añadir un wall of sound spectoriano, pues mejor que mejor. Solamente Steinman y Meat Loaf pueden hacer este menjunje y salir triunfantes. Por eso me reafirmo en que son únicos, cualquier otro que se hubiera atrevido con un disco así, inclasificable todavía hoy, habría naufragado sin remedio y en lugar de eso estos dos lo petaron. Cuarenta millones de copias vendidas...

Así llegamos a los ochenta, década en la que Jim Steinman va a ser un verdadero pope musical, en un relativo segundo plano. Para empezar, un disco propio, bad for good, en el que canta él mismo auxiliado por otra voz masculina, Rory Dodd y con la colaboración una vez más de  Karla de Vito. Meat Loaf estaba todavía intentando recuperarse de sus problemas en la voz (en la época se decía que para recuperarla se bebía su propia orina) y de algunas adicciones poco recomendables. El disco es todo un bat out of hell 2 sin tanta épica al no estar cacho carne, pero aún así tiene momentazos como éste:


                                            ¡La mezcla perfecta de horterismo y marcha!

Por si no fuera poco ese mismo año, 1981, Meat  Loaf volvería a la palestra y de nuevo con un disco con los temas firmados por su inseparable Steinman: Dead ringer. Sí, la legendaria canción ideal para darlo todo en una despedida de soltero mixta lleva su impronta...aunque ojo también a nocturnal pleasure: ¡un monólogo recitado por el propio Steinman metido con calzador en mitad del álbum! Épica total en menos de un minuto, oiga


Un par de años después se encontraría con la otra artista con la que más y mejor ha conectado. Nada menos que  Bonnie Tyler, que con él se pasó a la épica ochentera...

Y con los años ella le pasaría su fijador para el pelo....
por supuesto con total eclipse of the heart, firmada por Steinman, un tema inspirado en la historia de amor de dos vampiros...puro Steinman, que sale triunfante. Aunque ojo también a faster than the speed of night, la prueba de que las canciones de nuestro amigo se ajustaban también a una voz grave como la de la galesa:


Pero es que aparte de saborear las mieles del éxito con total eclipse, número uno en América, Steinman también lo consiguió ese mismo año, 1983, con otro tema compuesto...para los horteras de Air Supply. En esos primeros ochenta Jim Steinman era un verdadero rey Midas que lo convertía todo en oro. Hasta un dúo de horteras de bolera...la épica Steinmaniana podía con todo. 


No dejemos de hablar de horteras...turno para Barry Manilow, nada menos que Barry Manilow y sus "ropajes" que deja a Mandy en Copacabana y se nos marca una versión, adaptada para él, de Read em and weep, que Meat Loaf había cantado en Dead Ringer. 


Al año siguiente se metería en el tema de las bandas sonoras, aunque no era su primera experiencia allí, en 1975 ya había firmado la banda sonora de Campeón, una película a lo Rocky, pero más lacrimógena, pero sí que serían las más exitosas y épicas. Holding out for a hero, que aparece en footlose y sobre todo esos dos temazos para  calles de fuego que le dan más empaque todavía a la película. Diane Lane, coches vintage, persecuciones en moto, luces de neón, persecuciones, peleas épicas del héroe y el malo muy malo...y Jim Steinman. Qué más se puede pedir. Además tonight is what to means to be young puede que sea la mejor canción que ha firmado: 


Al año siguiente, en otro giro increíble, compone un tema para Hulk Hogan, que se incluye en the wrestling album y que incluso sería cabecera de su serie de dibujos animados. Steinman se atreve con todo, pero siempre vuelve a sus clásicos...en este caso a Bonnie Tyler, a quién produce un nuevo trabajo secret dreams and forbidden fire, renunciando a trabajar con Andrew Lloyd Webber en el fantasma de la ópera. A cambio, nos entrega otro temazo con la galesa a dúo con Todd Rundgren, que hace que te vengas arriba...un salva matrimonios ochentero y épico, por descontado: 


El siguiente paso sería producir a Sisters of Mercy. Steinman meets gothic rock...y a alguien verdaderamente complicado, Andrew Eldritch. El resultado es bueno, this corrosion lleva su sello, por ejemplo...la década prodigiosa la va a cerrar con un nuevo álbum propio, aunque firmado con el nombre de Pandora´s box, un seudónimo para un puñado de cantantes femeninas (qué bien se lo montaba también el tío) que lo acompañan en un disco más o menos conceptual, original sin, en el que Steinman lo vuelve a hace y se marca un temazo ochentero como good girls go to heaven but bad girls go everywhere.

Llegan los noventa y vuelve a colaborar con Andrew Eldrich en el último disco de Sisters of Mercy, donde incluso firma a medias con él un tema, more, en el que se las apaña para colar los coros marca de la casa junto a la voz fantasmagórica del inglés...y otra vez la cosa funciona: 



Os preguntaréis donde anda el bueno de Meat Loaf...durante toda la década anterior se había peleado por Steinman por los royalties, el dinero, ya sabemos...pero firmaron las paces las navidades de 1990,sabían que estaban condenados a entenderse y finalmente volverían con un mano a mano que sería bat out of hell II. El disco de I´d anything for love...pero por no insistir con el temazo, destaquemos otro tema como life is a lemon...Steinman podía sonar moderno y tan teatral como siempre. 




El resto de la década volvería al teatro musical, su otra pasión, con producciones como el baile de los vampiros en los que metería material antiguo reciclado para la ocasión, otra marca de la casa... así, nada menos que Celine Dion versionaría un tema de Original Sin it´s all coming back to me now. Steinman no se conformaría con ceder el tema, sino que produciría a la insufrible canadiense versionando river deep mountain high, ocupando el lugar, ahí es nada, de Phil Spector. Los artistas horterillas y poperos confiarían mucho en Steinman después de esto, gente como Boyzone o Tina Arena, amén de sacar del cajón un tema que compuso en los ochenta para los Everly brothers. Más versatilidad que la de Jim Steinman no hay. Por supuesto,suena a Steinman por los cuatro costados...


Ya en los 2000, nos encontramos un nuevo trabajo con Meat Loaf, la tercera parte del murciélago...the monster is loose. Aquí no hay los temazos de otras ocasiones, ni siquiera Steinman lo compone en su totalidad, pero de nuevo está hábil y recicla un tema compuesto para un musical de Batman ( ¡Toma ya !¡le da a todo este hombre!) de título sensacional: "in the land of the pig the butcher is king". El Puto amo...



Estos últimos años han sido de reconocimiento a tanto trabajo y tanto éxito conseguido. Le han nombrado doctor honoris causa en su universidad, le introdujeron en un songwriter hall of fame (estos americanos, lo que inventan) y hasta se han hecho musicales como no, basados en su legado, que han contado con viejas conocidas como Karla de Vito o Ellen Foley y que han funcionado muy bien. 

Pero parece que Steinman no quiere vivir de las rentas, como Meat Loaf...y por eso este septiembre vuelven a colaborar. Nuevo disco de cacho carne con canciones de Jim Steinman, sí...la cosa se llamará braver that we are y la cosa promete, porque están los ingredientes clásicos: duetos con Karla de Vito y Ellen Foley, reciclaje de temas antiguos (el dueto ochentero de Bonnie Tyler y Todd  Rundgren  o more de los  Sisters) y seguro que de los temas originales, habrá alguno que se pueda sumar al catálogo de los míticos, que como podéis ver, unos cuantos hay...

En fin, Jim Steinman, un tipo que si no existiera habría que inventarlo. Podrá gustar o no, pero nadie puede negar que es único y genuino. 


"The one and only, ya os lo digo yo, nenes...y con esas gafas más todavá" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario