lunes, 4 de julio de 2016

Mick Ronson como escudero del rock n roll

Sé pueden decir todavía muchas cosas y casi todas buenas de Mick Ronson, como guitarrista, una de la personas más agradables del negocio del rock, etc...pero hoy voy a centrarme en su faceta como "escudero" que nos da una idea de la grandeza del músico, por más que siempre esté en segundo plano, tal vez porque se relacionó con los números uno, con Bowie a la cabeza. 

Y al plato

La verdad es que el currículo de Ronson tira de espaldas. Para empezar, por supuesto David Bowie al que ayudó a encontrar un sonido, una dirección totalmente rock, que una vez que se marchó nunca sería tan importante, salvo en su etapa, breve, con Tin Machine. Con su llegada dejó en un segundo plano el folk desde man who sold the world. Con su guitarra Mick Ronson consiguió poner a la par al duque blanco incluso con el rock más pesado, no hay más que escuchar temas pocos conocidos pero fantásticos de ese disco como the width of a circle para constatar además que el de Hull era un guitarrista superlativo, que podía compararse con figuras como Page, por poner un ejemplo. 



Aunque no solo era guitarrista sino, esto lo conocemos poco, pianista. Gracias a él igual que Rick Wakeman que era músico de estudio en esos años pre Ziggy,changes o life on mars suenan como suenan. Por cierto, rara vez, fuera a la guitarra o al piano, Mick grababa más de una toma. Otra prueba más de su talento. 

Fue capaz de plegarse, pese a que un tipo tímido de Yorkshire como él estaba muy incómodo, a las exigencias de Bowie cuando ideó a los  Spiders from Mars, con ropas y peinados excesivos para un tipo corriente como él, que había sido jardinero antes de músico a tiempo completo solamente dos años antes y no bajó el pistón en the rise and fall, como todos sabemos, dejando momentos guitarreros para la historia:



Siendo la mano derecha de Bowie colaboraba con él en los proyectos que empezaba a apadrinar, ya sabemos que Bowie siempre estuvo muy pendiente de otros músicos a partir de convertirse en estrella con Ziggy y los primeros serían cosa muy seria:  arreglaría un tema para Mott The Hoople




 en el mítico all the young dudes y sería el productor de transformer de Lou Reed.

"Sigue el camino del puño, Lou"


Casi nada y todo en un mismo año, un 72 mágico.para él... Junto a Bowie aún le quedaría tiempo para coger al vuelo su idea para Jean Genie y plasmarlo en otro riff mítico.

 Luego intentaría una carrera en solitario que habría que tocar en otro post y en uno de sus escasos "fracasos" del momento, entraría en Mott justo al final, cuando la banda se iba al garete. Luego se uniría a Ian Hunter, el otro artista aparte de  Bowie con el que tendría más relación, en una sociedad parecida a la que tuvo con el Duque Blanco, solo que duraría mucho más. 




¡Mucho rock n roll!

Aún le quedaría tiempo en los setenta, en un episodio poco conocido, pero no menos importante, para unirse nada menos que a Bob Dylan en la Rolling thunder revue, aunque Ronson detestaba la música del de Duluth, al que en privado llamaba Oso Yogui...el inglés se lo tomó como un trabajo sencillo...y todos sabemos que aquella gira fue una de las mejores y más especiales de Dylan. Gracias en parte también a Mick Ronson

Disimulando con Yogui



En los ochenta, después de firmar junto a su inseparable Hunter un directo imprescindible como Welcome to the club, empezaría a lo grande apuntalando la carrera de John Mellencamp, que le debe no solo que Jack and Diane fuera un éxito...sino incluso que se grabara, el cabezota de Mellencamp pensaba que el tema era una "chorrada" y Ronson, que era su productor, le convenció de que no, que tenía que modificar la percusión, el coro...y ya sabemos que el tema funcionó ¡También tenía buen olfato!


Qué desgracia que se cruzara algo tan duro como un cáncer de hígado en su camino, lo que podría haber aportado todavía a la música en su madurez de haber seguido vivo. Pero aún así le dio tiempo, aparte de grabar heaven and Hull y aparecer en el tributo de Freddy a volver a reconciliarse con Bowie en black tie white noise y producir y grabar in extremis con una banda joven entonces, los Wildhearts, donde cogió sus guitarras y les dio una lección casi postrera a Ginger y cía de como hay que hacer las cosas. 


En definitiva, un escudero fantástico que tantos años después aún se merece mucho más reconocimiento a lo que hizo trabajando para otros. 







grande

1 comentario:

  1. Gran post Felix... Un grande injustamente olvidado.

    Saludos!

    ResponderEliminar