jueves, 4 de agosto de 2016

Tony Visconti, el productor curioso




Con Bowie a finales de los sesenta

Tony Visconti se aleja un tanto del estilo de productor del que se habla en este blog, tipo Glyn Johns, que aparte de ser orfebre en lo suyo suele ser un tipo corriente, para bien. El americano, no: es un productor notable del que se pueden contar muchas cosas curiosas, que además se conocen poco. 

Para empezar que comenzó de adolescente tocando en una orquesta clásica, donde le daba al doble bajo...¡y a la tuba! afortunadamente, se pasó a la producción y debutó como asistente en el Londres sesentero a...Georgie Fame. Nombre casi desconocido hoy, que podemos encuadrar en el estilo...."swinging London" Aunque rápidamente pasaría a trabajar con Badfinger y T Rex, cuando eran un dúo y se les conocía como Tyranosaurius  Rex. Con Marc Bolan establecería una relación especial, sería su productor en su momento de más éxito: T-Rex, Electric warrior, the slider...la otra, es por supuesto, la que tuvo con David Bowie. Aunque empezó como músico, es una de esas notas curiosas que he dicho y que se conocen poco. Hacia 1970 Bowie acariciaba la idea de estar en una banda, una versión primigenia de Tin Machine y montó un combo llamado the Hype con Visconti al bajo y Mick Ronson a la guitarra que tuvo corta vida, pero la suficiente como para ser la formación que  que grabaría the man who sold the world, en el que Tony Visconti toca bajo y piano aparte de producir. 

Posteriormente, ya en América Bowie le confiaría sus ideas para young americans y los dos acabaron encontrando el tono del disco viendo el mítico programa de Soul Train...seguiría con él en la década mágica del Duque Blanco, hasta scary monsters y volvería a producirle, en su última vuelta en the next day y Blackstar. También puede presumir de los arreglos orquestales de Band on the run o de producir un par de álbums en estudio y el live and dangerous de Thin Lizzy, el disco en directo de "estudio" que más se recuerda...


Y además es un tipo que tanto tiempo después sigue en el candelero y en más de un frente.Está preparando la banda sonora de una película sobre Marc Bolan, born to boogie, va a remasterizar the gouster, ese álbum inédito de David  Bowie del que ya hablé en el post de la caja, la verdad es que Visconti es ahora el albacea del mito, dispuesto a sacar a la luz todo lo que pueda de los archivos de Bowie, ha declarado que el disco que más le apetece "redescubrir" es white tie white noise...aparte de "resucitar" a esos the Hype para homenajear a Bowie tocando el bajo o preparando un "talent show" (sí, habéis leído bien) en el que buscará, al estilo OT un guitarrista novel y talentoso, tomando como referente nada menos que a Mick Ronson...la cosa se llamará guitar star y bueno, siendo ese mundillo algo (muy) "casposo" por lo menos compensa que se implique alguien de prestigio de Visconti...


Todo esto mientras practica sus aficiones desde adolescente: el budismo el taichi y las artes marciales: taekwondo y Kárate. El tipo es fan de las artes marciales mixtas y no se pierde un combate...desde luego Tony Visconti es un productor curioso o más que curioso. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario