viernes, 30 de septiembre de 2016

40 años de Gonna fly now


Rocky, la película, está de aniversario, cuarenta años de su estreno y quiero hacerle un pequeño homenaje a una película muy especial para mí, a través de la música. En este caso del tema mítico de Bill Conti. 

Que también, como otros aspectos de la película,es algo especial. Seguramente hay casos anteriores en que una canción tiene su propio espacio en una película sin ser un musical y todo encaja, pero ahora mismo, por no ser tan cinéfilo, no se me ocurre ninguno. El caso es que sí, el tema funciona a las mil maravillas y marca el camino a seguir. 

Y todo hecho de manera modestísima, al nivel del film. Conti, que componía su tercera banda sonora, no contó precisamente con una gran orquesta ni mucho tiempo en el estudio y lo solventó brillantemente. No sólo por esta canción, sino por temas como Philadelphia Morning o la fanfarria del comienzo. Una prueba de que este tipo tiene talento, que no se le ha reconocido tanto como a otros popes de las bandas sonoras. Igual que a John G Avildsen, el director de la película, que también hizo méritos con el tema. Lo primero, decidiendo que necesitaba esa canción para cubrir ela secuencia de entrenamiento, luego dándole título, que no tenía al principio ("debería ser casi como si Rocky volara ahora" dijo...y lo clavó) y por supuesto grabando la secuencia, que también tiene su historia. 

Avildsen eligió escenarios "reales" a lo largo y ancho de Philadelphia y lo grabó todo en plan "guerrillero". Se subió a una camioneta con Stallone y una cámara y fue por la ciudad, grabando sin permisos. Veía algo que le parecía bien y hacía bajar al bueno de Sly, con su chandal gris viejo para que bajara y empezara a correr. Por eso la gente se le queda mirando en el mercado...estaban viendo correr a un desconocido (entonces Sylvester Stallone lo era) detrás de una furgoneta sin ningún sentido...por eso le tiran una manzana de forma improvisada, ahí Stallone estuvo al quite. También cuando esprinta en el puerto delante del barco, es algo improvisado. Al director le gustó esa imagen, hizo bajar otra vez a Stallone de la furgoneta y esprintar...compitiendo con la camioneta. Sly estaba en buena forma y sin esteroides...por cierto que después de grabar eso acabó en urgencias. El tío lo dio todo en la película, desde luego. 

Incluso la escena más recordada, la de las escaleras tiene su parte improvisada. No estaba previsto que se grabara más que a Rocky llegando al último escalón, pero a última hora el cámara quiso grabar unos segundos más. Stallone pidió indicaciones (básicamente preguntó qué hacer) y le dieron "carta blanca". Así que bailó un poco y levantó los brazos...y lo demás es historia. 

En fin, hay veces en que eso de que se alinean las estrellas para que todo funcione a la perfección es cierto, Rocky y gonna fly now son la prueba ¡Feliz cumpleaños!

                                                     ¡Y encima con versión disco 70´s !


No hay comentarios:

Publicar un comentario