viernes, 14 de octubre de 2016

Productores que nos dieron el sonido de los ochenta...para bien




Vamos con un post de productores, una de las señas de identidad del blog, dándole cancha a unos cuantos que le dieron una identidad al sonido ochentero, que también mereció la pena, hay que decirlo más a menudo. Echemos un vistazo a unos cuantos nombres importantes y a su trabajo durante la década: 



Steve Lillywhite
"Hago chas y Bono aparece a mi ladooo"
Entraría a lo grande en la década con Peter Gabriel III, uno de los discos en los que mejor quedó la combinación entre experimentación y comercialidad, suyo es casi el invento del reverb, pero la cosa no quedó ahí, claro, produjo a Big Country, capturando ese sonido único de guitarra de Bruce Watson y siguió con U2, october y war, discos que quizás no suenan tan bien como deberían (las baterías por ejemplo son un tanto magras) pero que también tienen la esencia de lo que eran entonces los irlandeses. Encima se permitió el lujo de dejar en la estacada a Rush para producir a Simple Minds, en su última etapa de "big music" antes de arrasar como banda de estadios, logrando un cierto equilibrio entre las dos etapas, tan ochenteras por otra parte. Le pegaba más producir a un grupo como los escoceses y probablemente en sparkle in the rain sacó lo mejor de Kerr y cía en cuanto a sonido





Daniel Lanois

"Con el sombrero, me pongo el que quiero"
Lanois empezó la década mano a mano con Brian Eno, produciendo sus discos de música chunga  ambient y de ahí saltó a U2, tomando el relevo de Steve Lillywhite, precisamente para the unforgettable fire. Disco en el que U2 dieron un primer salto en su sonido, las atmósferas tenían más forma y el encanto que tienen Bad o unforgettable fire se debe en parte a ese trabajo detrás de la mesa. Luego vendrían So de Peter Gabriel y the Joshua Tree, un disco ochentero que se puede considerar eterno y que sigue sin sonar "apolillado" ¡Cómo van a pasar de moda with or without you o when the streets have no name! Daniel Lanois estaba en racha y se permitió incluso mezclar el sonido de los dos en el debut tardío de Robbie Robertson de the Band, consiguiendo que funcionara muy bien, con razón, un artista difícil para las listas. Pero sus méritos ochenteros  no acaban aquí, el canadiense le dio chapa y pintura a Oh Mercy, que supuso el resurgimiento de un Bob Dylan errático, como ya comenté aquí. Probablemente el Nobel que ha revolucionado el cuñadismo empezó a ganarse gracias a Lanois...




Robert John "Mutt" Lange

Con el pelo a la altura de la década, sí señor

Qué decir del  (ex) señor  Shanio Twain. Empezando con back in black, claro, aunque en el disco de AC/DC Lange no "roba" todavía el protagonismo a la banda. También, es poco conocido este dato, produjo el 4 de Foreigner, su mejor trabajo, donde cumplió en temas muy diferentes entre sí, como pueden ser waiting for a girl like you (capas y capas...no de guitarras, sino de teclados, para que luego digamos) o Urgent, con solo de saxo y se coronó con Pyromania de los Leps, disco que suena a Mutt Lange por los cuatro costados y que evidentemente...mola. Capas de guitarra y épica, coros a volumen altísimo...y sonido limpio. La jugada se repetiría en Hysteria, donde estuvo más "comedido"  a la hora de subir el volumen y también devolvió a The Cars a lo más alto con heartbeat city, consiguiendo que sonaran ochenteros/ochenteros para bien ¡Qué es el disco de Drive o Magic!

 





Trevor Horn

"Bueno, mis gafas... ya no son lo que eran" 

Pues sí. No empezó nada bien (según se mire) con sus gafas atómicas haciendo la barrabasada de video killed the radio star con los Buggles, pero la cosa cambió para mejor cuando se unió a Yes, no como miembro de la banda sino como productor, con el 90125, un disco que mostró el camino para que el progresivo llegara al gran público y es que owner of a lonely heart sigue sonando muy pero que muy bien. También fue capaz de producir y sacar lo mejor de una banda que tenía muy poco que ver con el prog como ABC y Frankie goes to Hollywood: el tecno más exitoso y ochentero. Trevor said relax...Eso sí, a mediados de la década volvió a las andadas produciendo el primer tema "benéfico" de la década, el do they know it´s Christmas time?...que encima no es tan hortera como we are the world. Nadie es perfecto





Bob Clearmountain

 tiene cara de buena persona, otro punto a favor
Más conocido como mezclador, sobre todo porque su nombre figura en algunos de los discos más famosos de Bruce Springsteen, con Born in the USA a la cabeza Clearmountain también tiene una carrera sólida como productor, empezando por Bryan Adams, sí, el mismo que viste y calza, al que produjo todos los trabajos de la década y pudo convertirlo en algo más, no hay más que escuchar cosas como ésta: 

 
No pudo ser y con el cambio de década...bueno, ya sabéis lo que pasó. Pero la cosa no queda ahí, claro está y Bob Clearmountain firmó producciones tan dispares y buenas como the blurred crusade de The Church o get close, el primer disco superventas (y tal vez el que mejor suena, qué maravilla hymn to her) de  Pretenders o y de nuevo se cruzan los caminos de estos productores, once upon a time de Simple Minds, justo después del sparkle in the rain producido por Lillywhite, convertidos ya en stadium rock. 



Los ochenta molan y siguen sonando bien...gracias a Dios....y a algunos productores. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario