jueves, 15 de diciembre de 2016

Freddie Mercury´s early days (algunos detalles curiosos)



Hace veinte días se cumplió el veinticinco aniversario del fallecimiento de Freddie Mercury, una de esas fechas que no se olvidan y que cuando caen en fecha redonda o señalada nos vuelven a traer, aún más en este caso, de vuelta al personaje. A mí me ha resultado curioso recordar o conocer algunos detalles de la vida de Freddie mucho antes de ser famoso o incluso de conocer a Brian May y Roger Taylor cuando los dos estaban en Smile. 


Freddie bronceándose en los early days...

...y desarrollando sus dotes en escena


Como por ejemplo que siendo adolescente ya estuviera convencido que un día sería más que una estrella (un cursi diría aquí que sí, que los sueños se cumplen) pero que al mismo tiempo no confiara en su físico, en sus dientes sobre todo. En el fondo nunca dejaría de ser muy tímido, lo que hace más increíble que llegara a ser probablemente el frontman de estadios más grande que ha existido. Nunca una estrategia de crearse y creerse un personaje, en el fondo ese Freddie Mercury de las uñas largas y los trajes imposibles o el del bigote de los ochenta lo era, llegó tan lejos, hasta el punto de cambiarse legalmente el nombre, dejando atrás el de Farrokh Bulsara con el que nació. Quién diría también que ell verdadero, Farrokh o Freddie era sobre todo un amante  y coleccionista de...sellos. Que si, suena poco rockero. También su madre, que aún vive, ha declarado hace poco que siempre fue un tipo muy familiar y cariñoso con ella o su padre, que dejaba de puertas para dentro al rockstar que quemaba la noche en Munich o Niza a principios de los ochenta y me ha hecho gracia enterarme también, a estas alturas que de adolescente además de ser fan "die hard" de Hendrix, algo que es conocido, porque incluso dibujaba retratos suyos a tuyas horas siendo estudiante de arte, también era fan de  Aretha Franklin. Vaya, eso no está nada mal, aunque francamente no sé si le influiría a la hora de cantar.

En fin un personaje que todavía da que hablar porque no se cansa uno de él. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario