domingo, 27 de noviembre de 2016

Blues rock: tres discos que escuchar cuando quieres volver a los orígenes


Ya sabéis que se ha confirmado que los Stones sacan disco de versiones de blues en unos días, casi en plan broche al año. Es algo que está bien, a quién no le gusta que los Stones vuelvan a estar de actualidad por algo más que una gira o un concierto pero...me estoy acordando de  Honkin on Bobo,el disco de versiones de Aerosmith que hace unos años supuso su vuelta después de mucho tiempo, en el que vendieron la moto y al final, precisamente, Honkin on Bobo fue un disco de versiones de blues más quemadas que la moto de un hippy, hechas con el piloto automático y...eso es lo que tiene pinta de ser blue&lonesome. 

Y no tiene por qué ser así, se puede volver a los orígenes si te has alejado de ellos o ha pasado el tiempo sin tener que recurrir a versiones fáciles para salir del paso. Hay discos clásicos que muestran el camino y uno de ellos es precisamente uno de the  Rolling Stones: 


Pensemos que antes de Morrison Hotel, The Doors venían de sacar the soft parade,un disco sostenido por Krieger en el que experimentaron mucho más, incluyendo orquestación y que además habían tenido no pocos problemas el año de su grabación, con Morrison alcoholizado y liándola enseñando el "finstro"...y les salió ésto: un disco de unos Doors más "primitivos" e imbatibles, con una base de blues que está detrás, claro de Roadhouse blues, aunque hay ecos también en la gran peace frog o Land ho






El último disco de Free, un postrero intento de volver a estar juntos, impulsado por Paul Rodgers, fue también una vuelta a los orígenes del grupo, aunque no perdieran nunca el norte. Pero para estar las cosas muy tirantes entre ellos, de hecho es el último disco del grupo, el resultado es más que bueno, no hay más que escuchar cosas como come together in the morning, heartbreaker o, mirad que apropiado para el post, Muddy Waters: 




Y por supuesto, let it bleed de los Stones, que habían pinchado con their satanic majestic request y sus guiños a la psicodelia y se habían recuperado con Beggars Banquet, pero sin volver del todo a los orígenes, como en Let it bleed. Versiones que sí dejan huella, como la de love in vain (que recuperarían encima a lo grande en Stripped) y temas propios como let it bleed, you got the silver, con Keith tomando el protagonismo y sobre todo Midnight rambler. Poco se puede añadir... Dame blues rock, el que quieras...pero dámelo así, a lo grande, que puedes y ya sabes como hacerlo:







sábado, 26 de noviembre de 2016

Bob Seger, también un artesano de canciones



A veces he pensado que en general se tiene una  imagen equivocada de Bob Seger, más allá de old time rock n roll y la escenita de Risky Business...

                                           Es menos conocida esta versión, pero a la hora de darlo todo con Seger, 
                                                         Alf  se come con patatas a Tom Cruise...

...la de un rockero clasicote y pelín redneck, un tanto a lo Ted Nugent...y como saben sus fans, relativamente pocos, pero muy fieles nada más lejos de la realidad. Empezando por que Bob Seger es de Michigan y se hizo como músico en Detroit hace más de cincuenta años y siguiendo porque es un rockero clásico, sí, un tipo infatigable de voz aguardentosa (aunque posee más registros de los que parece) que se pasó diez años tocando para audiencias pequeñas, con un éxito moderado, mientras se pulía como compositor, apostando por las historias de gente normal, tipos corrientes de sitios pequeños, con sencillez y honestidad. Vamos, en la línea de Petty o Mellencamp...pero que estaba ahí mucho antes de Petty o Mellencamp. 

El éxito le llegó a mediados de los setenta, con live bullet with the silver band, uno de esos directos que se vendieron como rosquillas y que podían darle un nuevo giro a una carrera, como sucedió con Seger, que pudo tomarse al fin algo de tiempo para afinarse como compositor y entregar sus mejores trabajos que también son, relativamente, poco conocidos :Night moves, stranger in town y against the wind 


que nos lo descubren como un muy buen singer songwriter en canciones como mainstreet o night moves, que llevan una carga nostálgica tremenda y que recuerdan...a Van Morrison, still the same, against the wind o fire lake...sin olvidarse del rock n roll vigoroso, con canciones como rock n roll never forgets, Hollywood nights o la propia old time rock n roll. No está nada mal...y es solo una muestra, porque el tipo, que en los setenta se marcaba hasta doscientos cincuenta conciertos al año, que se dice pronto nunca ha perdido esa actitud de working man y ha seguido publicando discos, aparte de lo que hizo antes de alcanzar el éxito de Live Bullet: Ramblin gamblin man, Beautiful Loser, Katmandu, We´ve got tonight, my life without you, like a rock...vamos, repertorio para parar un camión de un tipo que reconoce como influencias a Joni Mitchell, Paul Simon o Kris Kristofferson, que inspiró y se inspiró en Springsteen y fue amigo íntimo de Don Henley. Todo a favor para ser un grande...que lo es. 



viernes, 25 de noviembre de 2016

Se reedita la discografía de Crowded House





Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid (O su equivalente neozelandés) y que se cumplen treinta años del primer disco, ale hop, se reeditan los seis discos de estudio de la banda, además de afterglow, el disco de rarezas que salió en 1999. 


No me gustan este tipo de jugadas, ni de discos, pero casi me veo en la obligación como "Neilfinnologo" de comentar algo. Los seis discos llevan mucho material adicional, un segundo disco que acompaña al original y hay de todo. En el homónimo Crowded House demos caseras y de estudio, un tema en directo y la "pobre" recurring dream, que vuelven a coser aquí. Temple of low men viene con menos demos y con muchas canciones en directo que en su día fueron caras B de singles del disco como Into temptation o sister madly que me parecen de lo más interesante de toda la reedición, ya sabemos que no hay tanto material en directo de los Crowdies como debería y menos de esos primeros años


En woodface vuelven las demos, a mansalva, pero al final se incluye algún tema que se quedó en el cajón, para compensar. El disco de Together alone tiene un poco de todo, incluyendo una versión alternativa nada menos que de fingers of love y más temas inéditos además de las demos. Afterglow, que ya cuando salió me dejó bastante frío tiene el disco que menos merece la pena...demos muchas veces de temas que no pasaron de ser demos y los dos últimos discos de la última etapa, time on earth e intriguer sí que tienen bastantes temas inéditos que hasta ahora no habían aparecido, sobre todo en intriguer, un disco para el que esperaron mucho y grabaron bastante material. 


En fin, ahí queda la cosa, para vuestro gobierno, aunque yo hubiera preferido una gran caja de rarities con todo, que sí me habría puesto los dientes largos...aunque conociendo como se mueve la industria, no es descartable que dentro de poco la saquen. Y bueno, por decir algo bueno, es una ocasión tan especial como cualquier otra para escuchar temas menos conocidos pero no menos buenos como por ejemplo hole in the river, Catherine Wheels, walking on the spot, porque...


y ahora resulta que todavía hay más...

domingo, 20 de noviembre de 2016

Chrissie Hynde: A todo riesgo, memorias de una Pretender




Malpaso, una editorial que apuesta y bien por traernos libros de temática rockera publica en castellano las memorias de Chrissie Hynde, traducidas aquí como a todo riesgo. 

Echando un vistazo por encima, parece que Hynde apuesta por la línea de Neil Young con sus memorias, es decir, ponerse a recordar...como le da la real gana. Le pega al personaje, que es de los que amas u odias (aunque la tercera vía, en la que me incluyo, también es factible) Si la conocéis, ya sabéis lo que os encontraréis. 

No obstante, dejo unas pistas. La  primera es que la líder de Pretenders opta por contar su historia solamente hasta 1983, como si quisiera detenerse en el momento en el que su banda, con las dos sobredosis de sus miembros, dejó de serlo de alguna manera, al menos para ella y no deja mucho espacio para el cuore: Ray Davies aparece de refilón y el pobre Jim Kerr ni siquiera eso. Al mismo tiempo Chrissie Hynde también se expone bastante, relatando un episodio duro y obviamente poco publicado como que fue violada de jovencita por un grupo de moteros o que estuvo en la famosa manifestación de Ohio que acabó a tiros, con estudiantes muertos y Neil Young componiendo Ohio. De hecho parece que ese es el punto fuerte de sus memorias, la visión que tiene de su generación, la que empezó a ser mayor en los sesenta y fue evolucionando en los setenta, pasando por el punk, la new wave...supongo que también habrá algo de temas como el veganismo o el animalismo, que Hynde defiende a ultranza. En fin, en vuestras manos queda:



viernes, 18 de noviembre de 2016

Tom Russell, hay dj´s que todavía molan


Pues sí...evidentemente es algo que ocurre en el mundo anglosajón, por más que aquí aguanten, incombustibles, personajes que molan como el  Pirata...pero ahí fuera no deja de ser curioso lo importante que ser los pinchadiscos rockeros, como este escocés de luengas barbas. 

Tom Russell en los ochenta, pocas barbas....y ya ningún pelo
Tom Russell empezó a hacerse famoso en Escocia a través de Radio Clyde, que en los ochenta era la radio independiente más escuchada en el Reino Unido, ahí es nada, si tenemos en cuenta que competía con la BBC,que contaba con otro dj famoso, Tommy Vance. Su programa fue tan exitoso que duró veinte años hasta que Russell saltó a internet con Rock Radio que igual alguno habéis escuchado por la red. 

Pero lo importante aquí es la relación con los músicos, que él explica en su autobiografía titulada "Tom Russell, el padrino del rock" (ahí es ná) Por ejemplo, resulta que Chris Robinson le hizo de chófer antes de grabar su debut con los Crowes por Los Ángeles o que convenció a Ozzy Osbourne para publicar no more tears como single, después de haber escuchado la demo en primicia...o que el polémico Reload de Metallica se llama así gracias a una conversación que Russell tuvo con Kirk Hammett o que Soundgarden colocaron como cara B de su single Burden in my hand. El tipo debe ser un cachondo también: por ejemplo, a los Leppard les mangó en su camerino,yendo un poco perjudicado, unas...bolsitas de té y cuando le pillaron, protestó diciendo que en Escocia no había té Earl Grey... 
" Dime, Joe, ¿De verdad  te sentó tan mal aquello?
o cuando también algo borracho apareció con una brecha en la cabeza en el backstage de Metallica, donde Lars Ullrich, haciendo honor al personaje, le echó una botella de vodka por encima...como antiséptico. Aunque no sólo es escocés  para darle a la priba cosa mala, también le deben a Russell haber despegado bandas escocesas que luego hemos conocido todos, como Gun o The Almighty.
En los descansos era de echar un pito con los clásicos

En fin, un tipo más que curioso con mucho que contar. Si queréis conocerlo un poco más, ahí tenéis ese libro suyo del padrino del rock, editado por...Beard books. Cachondeo hasta el final, oiga


domingo, 13 de noviembre de 2016

Otros músicos candidatos a premio Nobel de literatura...si es que vuelve a caer


A lo mejor con lo de Dylan se ha abierto la veda y vemos a más compositores haciéndose con ese galardón y desatando menos polémicas "cuñadas"...Como tampoco perdemos nada por imaginar, he aquí unos candidatos que me gustaría que ganaran alguna vez y que propongo a la academia sueca (mira que si tienen un Ceo o community manager rastreando la red y acierto...) y los motivos para el galardón, que no serán tantos los discos que conocemos sino las "aventuras" de los artistas más allá de cantar sus propias canciones, para dar pedigrí al asunto. Veamos que tenemos: 


Patti Smith


Sería bastante probable, al fin y al cabo es una poetisa, ahí la tenéis a menudo en esos festivales de spoken word, entre interesantes y bizarros en los que suele ser el principal reclamo y de hecho resulta que tiene más poemarios publicados que discos



El Tito Neil
Me cabe un premio más todavía
Con ese volumen de trabajo que tiene el gran Neil, habría argumentos...y argumentos. Entre otras cosas la historia de Greendale, que incluso tiene su adaptación a novela gráfica o sus propias memorias. Bueno, seguro que en dos días ya hay algo más que añadir...



"Warren es tan pesado que me lo limpia y abrillanta,
 no se preocupen ustedes si me lo dan"
Diría que de la lista es el que más posibilidades tendría, aunque no a corto plazo. Ahí están libros de poeams, dos novelas como and the ass saw the angel y la muerte de Bunny Munro, guiones para el cine (lawless o la proposición) y hasta el libreto de una ópera. No son pocos argumentos a favor del australiano como candidato al premio

Lo pongo al lado del Oscar fijo


Randy Newman sería un "tapado pero...¿Por qué no? A sus discos clásicos de singer songwriter con su punto de cinismo, un tanto olvidados después de haber potenciado su carrera como autor de bandas sonoras habría que añadir cosas arriesgadas como su versión para musical del Fausto de Goethe. 


Coñe, si esto está en sueco...
Nadie ha representado mejor la ironía y el sentido del humor británico que Ray Davies desde hace más de cincuenta años, así que si tienen el Nobel autores con cosas en común con el Kink como por ejemplo Harold Pinter...¿Por qué no arriesgarse? Además, aparte de Arthur y los preservation acts están cosas como la película que escribió para television, return to Waterloo, libros de historias cortas como Waterloo sunset e incluso dos musicales, uno basado en la mítica come dancing





Tom Waits sería el primero en mi lista, por supuesto. Si la academia sueca entiende los textos de las canciones como poesía, como parecen haber dejado claro con lo de Dylan...como no dársela al tío Tom, que no tiene disco malo y además se ha aventurado también en el teatro musical, empezando con Frank Wild years y siguiendo con sus mano a mano con Robert Wilson..



sábado, 12 de noviembre de 2016

Lazarus: el primer homenaje a Bowie...contando con Bowie




David Bowie se va a convertir seguramente, en un miembro más de ese club de artistas que venden la tira sin estar ya vivos, ya sabéis con Elvis siempre en cabeza. No llevamos un año de su fallecimiento y aparte de Blackstar (y algún recopilatorio, que todavía tienen su mercado) ha salido la caja con the gouster y ahora Lazarus, el disco del musical que fue el último proyecto en el que el duque blanco se implicó en vida. 

Igual que la caja de where can I be now, Lazarus no es moco de pavo y al mismo tiempo tiene su puntillo: para empezar incluye tres canciones de Bowie que no entraron en Blackstar, "no plan", "killing a little time" y "When I met you" que siguen esa línea tan personal del último disco del británico. Como complemento hay todo un disco tributo al genio, indirectamente: lo han grabado los músicos y actores de Lazarus, ese último musical, que entraban al estudio para grabar dieciocho temas suyos justo el tristísimo día en que David Bowie nos dejaba y no deja de ser curioso escuchar reconvertidas en temas de musical (de los buenos) canciones como this is not America o sound and vision, por citar un par de ellas. 

 Un tributo/homenaje merecido, con el propio David formando parte, como seguramente a él le habría gustado. 


viernes, 11 de noviembre de 2016

Beth Hart: fire on the floor




Beth Hart es una de las artistas femeninas que está en mejor forma en el rock últimamente y estamos de enhorabuena: apenas un año después de better than home, que se coló incluso en mi lista de lo mejor del 2015 vuelve con nuevo disco, fire on the floor. 

Esta vez Hart se ha atrevido a navegar en varios géneros y con su voz y talento parece que sale más que airosa del intento. Así la podéis escuchar haciendo jazz en un tema llamado justamente jazzman o soul, let´s get together,mira, también un nombre muy soulero para una canción o...pero también hay espacio para el blues rock que es donde más nos gusta, con cosas como fat man,el tema título o good day to cry.  Un disco, otra vez notable. Beth Hart sigue en un momento dulce y con ganas de demostrarlo, así que ha disfrutar. 

jueves, 10 de noviembre de 2016

Foreigner un grupo que (aún) puede ser...y parece que no es




Aparece la noticia de un concierto de Foreigner para el verano del año que viene...y saltan algunas alarmas. Sobre todo que no se sabe si estará Mick Jones, el guitarrista de siempre, el único miembro del grupo que queda de la formación original que está usando al grupo como una franquicia en la que hay un montón de músicos "mercenarios" que tocan los temas de la banda, pero que no han tenido nada que ver  con Foreigner. A parecer Jones toca solamente en fechas señaladas, creo que en parte por problemas de salud. Pero aún siendo comprensible algo así y también que cada uno haga negocio como quiera y pueda...vaya manera de "aprovechar" un aniversario redondo y una gira perfecta para vender el revival. Resulta que en lugar de Lou Gramm, Ian McDonald  o Rick Wills (por cierto, poca broma con el currículo de los músicos ingleses que estuvieron al principio) te encuentras a currelas que llevan en el circuito del rock melódico la tira de años haciendo trabajos alimenticios, como Jeff Pilson o Kelly Hansen. Aún peor, si Jones no está bien y no toca su lugar lo ocupa un tal Bruce Watson...que no es el Bruce Watson de Big Country, si no un anónimo guitarrista "prestado" por Rod Stewart ¡ que además guarda un inquietante parecido con Kenny G!

¿Hot blooded?

En fin, no me explico que estando vivos y coleando esos músicos que grabaron los discos emblemáticos del grupo, el debut, Head Games y por supuesto el 4 y más o menos en activo, no hayan sorteado las dificultades para ofrecer algo mejor, incluso desde el punto de vista nostálgico, aunque hubieran tenido que tocar menos fechas. Una pena, porque pensándolo bien exceptuando a Journey, pocos grupos de AOR tienen un repertorio a la altura de la banda de Jones y Gramm. A las clásicas waiting for a girl like you o urgent le podéis sumar...




y aún me quedo corto. Demasiado para una banda tributo que toca con el nombre de Foreigner...y te cobra como Foreigner. Mejor estar al quite.


sábado, 5 de noviembre de 2016

Marillion: fear


Queda escuchado al fin el disco que más "temía" por la posible decepción en este año ¿La opinión que me hago? Pues...

Tal vez la frase más genial del refranero castellano

Pues sí, ni tanto me parece como lo han puesto más de uno y de dos por ahí ("cafeteros" del prog y rockerío en general) ni tan terrible es como presentía. Así que vayamos por partes, que no serán muchas, como las canciones del fear. 




Lo primero de lo que hablaría es que, en cuanto a producción el disco me suena bastante correcto, teniendo en cuenta que siguen confiando en un productor que suena amateur (aunque supongo que no cobra como amateur) el inefable Mike Hunter, que cada vez pincha y corta más en la banda. El problema viene en la duración. En las cinco canciones del disco sobra tranquilamente la mitad de cada tema. Supongo que influye mi manera de entender el rock, para mí que un tema se vaya más allá de siete minutos supone rizar el rizo, pero no puedo evitarlo, se me hacen eternas  canciones como the new kings con dieciséis minutos o the leavers con dieciocho. Otra cosa es White paper, el mejor tema del disco y lo mejor que han grabado en mucho tiempo los Marillion, que no pasa de seis. En cuanto a la temática, no acabo de ver ese disco iracundo agresivo,dramático que muchos han visto. Le pega poco el papel a Steve Hogarth, no sólo por el tipo de voz que tiene (vendría a ser algo parecido a si Steve Perry de Journey le diera por ponerse a tocar punk) si no también porque no te lo crees por el motivo que sea, no convence. Tampoco ayuda que haya muchos "britanismos" en los textos, no me meto en la historia, igual que cuando Neil Young le da por emprenderla con Mosanto o alabar a los indios americanos. La globalización no da para tanto. 



Pero quedándonos con lo bueno no hay tanto piloto automático como preveía y algo es algo. Aunque parezca difícil, a ver si nos sorprenden de verdad y encuentran un nuevo rumbo si deciden seguir adelante.


viernes, 4 de noviembre de 2016

Maniobra de resurrección, disco y dvd de la gira de 091




El acontecimiento del año, hay que volverlo a repetir, ha quedado plasmado en disco doble y dvd o las dos cosas, para gustos los colores, para disfrutar de una gira ya inolvidable que ha seguido y seguido, no se han guardado nada los cero, metiendo más fechas y tocando temas nuevos pedidos por la gente, como escenas de guerra. 

El disco está grabado en Granada, por razones sentimentales para el grupo supongo y no está nada mal. No refleja del todo la emoción de los conciertos, algo muy muy difícil de recrear por otra parte pero está todo el repertorio, esas veintisiete canciones, que se dice pronto, que se han marcado en cada concierto. La voz de José Antonio parece un poco tomada al principio, pero después se entona y por el lado de los instrumentos, por decir algo nuevo, es un espectáculo oír con calma y en casa a José Ignacio Lapido a la guitarra, menudo recital. No descubrimos nada, claro, no se le llama el maestro por nada, pero en relativo segundo plano vuelve a destapar el tarro de las esencias. Y luego, claro, están las canciones, que crecen y crecen a medida que las vas escuchando otra vez, zapatos de piel de caimán, tormentas, para impresionarte, la torre de la vela, la calle del viento...

Imprescindible, claro. El único pero es que desplaza como legendario al último concierto (que claro, ya no lo es) pero...que nos quiten lo bailao. A disfrutar